La jornada del sábado todo fue preocupación para los vecinos de Cruz Alta, luego de la desaparición de Isaac, un niño de 13 años que había salido durante la mañana de su casa a recoger pastos para alimentar a los animales y nunca regresó.

Tras un día de intensa búsqueda, el niño de 13 años del paraje Los Vera de la localidad de Ranchillos fue hallado sano y salvo en los rastrillajes que la policía realizó en la zona.

“Hoy cerca de las nueve de la mañana, el niño salió de su casa junto a sus dos perros para recolectar alimentos para el criadero de cerdos que tiene su familia. Cerca de las 14, el chico no regresaba, por lo que su familia preocupada se dirigió a la Comisaría de Lastenia y realizó la denuncia. Inmediatamente se dio intervención a la Unidad Fiscal de Delitos Complejos de Turno y se activó el protocolo de búsqueda urgente que se aplica en estos casos”, explicó el jefe de la Unidad Regional Este, comisario mayor, José Carlos Valdez.

“Mientras desplegábamos la búsqueda con colaboración de la Sección Canes para el rastreo por tierra y el uso del drone de la policía para tener una visión periférica, uno de los perros regresó solo a la casa y cerca de las 17, encontramos al otro sin vida en medio de un cañaveral. En el lugar trabajó Criminalística y determinó que el animal no tenía lesiones de ningún tipo y que aparentemente murió envenenado”, informó el comisario.

“Finalmente el pequeño fue encontrado y visiblemente no tenía señales de haber sufrido golpes o algún otro tipo de lesiones. Lo trasladamos al Hospital de Ranchillos y allí determinaron que había sufrido una deshidratación. Posteriormente fue trasladado al Hospital de Niños en la capital para realizarle exámenes más exhaustivos”, detalló Valdez.

El menor no fue interrogado por la Policía sobre lo ocurrido, debido a que debe ser atendido por un equipo interdisciplinario. La fiscalía determinó que este domingo por la mañana pase por Cámara Gesell”, cerró el jefe de la URE.