Ante el importante aumento de casos de coronavirus registrados en la provincia en la última semana, en el marco de la tercera ola de contagios, desde el Ministerio de Salud Pública de la provincia informaron que en los hospitales quedan suspendidas las visitas y solo podrán ingresar quienes sean cuidadores de pacientes.

El objetivo de estas nuevas medidas es el de proteger a los mismos pacientes que consultan y están internados por otras patologías en los efectores.

Algunas de las medidas que se establecerán son: 

  • Se suspenderán hasta nuevo aviso las visitas, ya que el flujo de personas en la sala de internación expone a contagios a los pacientes que están internados.
  • Solo se permitirá el ingreso a los cuidadores, siempre y cuando presenten su carnet de vacunación al día, y así procurar una disminución en el riesgo de contagios.
  • Las personas que concurran a los consultorios deberán hacerlo sin acompañantes y con el esquema de vacunación al día. Por supuesto, en el caso de niños o pacientes con alguna patología de salud mental o discapacidad que requiera de una compañía, estará permitido.

“En las últimas dos semanas vimos un incremento notable de casos, afortunadamente la mayoría de los pacientes son leves y muchos son asintomáticos, por lo que considerando la circulación que hay en la provincia tomamos ciertas determinaciones con respecto a los hospitales”, detalló el secretario ejecutivo médico del Siprosa, Miguel Ferré Contreras.