El conflicto del transporte público en Tucumán tiene historia y esta vez comenzó a configurarse un nuevo capítulo. A falta de poco tiempo para que se venza el plazo para abonar el pago de los sueldos del mes de marzo a los choferes de colectivos, desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán aseguraron que no cuentan con el dinero para poder cumplir con los trabajadores y abonar sus honorarios.

No hay plata, esa es la dura realidad de las empresas y esto lo venimos advirtiendo desde hace años, pero las autoridades prefieren mirar para otro lado”, dijo en una entrevista con Los Primeros Luis García, directivo de AETAT.

Venimos diciendo que el sistema de transporte público no es sustentable y es necesario buscar otras alternativas frente a la crisis que afecta a la actividad”, aseguró.

García explicó que los recursos previstos para el mes de marzo resultan insuficientes para cumplir con el pago de haberes, ya que el subsidio de la provincia no llegará a las arcas empresariales porque se retendrán los 81 millones de pesos para cobrarse anticipos realizados en meses anteriores. En tanto que el subsidio nacional, unos 142 millones de pesos están demorados porque el gobierno provincial no remitió en tiempo y forma la correspondiente rendición de cuenta.

Sin embargo, García aseguró que la compensación tarifaria que remite la Nación no alcanzarán para cumplir con los trabajadores, ya que los 142 millones de pesos están muy lejos de los 350 millones de pesos que demanda la planilla salarial de los choferes.

El directivo de AETAT manifestó que están demandando el gobierno provincial que cumpla con el aporte asignado en el presupuesto provincial, aprobado por la Legislatura, de 170 millones de pesos mensuales para poder hacer frente al pago de haberes y sostener en parte los altos costos del servicio de transporte. García indicó que el gobierno de Juan Manzur redujo el subsidio a 81 millones de pesos mensuales.