Se trata de "medidas excepcionales que significan un acompañamiento y colaboración a tan importante sector de nuestra economía", dijeron desde el municipio.


La Municipalidad de San Miguel de Tucumán cedió parcialmente y de manera temporaria el uso de la vía pública a bares, restaurantes y locales gastronómicos, que están autorizados por el Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia a volver para funcionar a partir de esta semana, cumpliendo un estricto protocolo sanitario y únicamente con mesas al aire libre.

“Consciente de la muy grave situación que atraviesa el sector gastronómico a raíz de las intermitentes restricciones que se impusieron por la realidad de la pandemia, dispuso medidas excepcionales que significan un acompañamiento y colaboración a tan importante sector de nuestra economía. El intendente Germán Alfaro nos instruyó a facilitar el uso de la vía pública, esto es aceras, plazas y plazoletas e incluso en algunos sectores la misma calzada vehicular, de modo que los establecimientos que no cuenten con mesas al aire libre por carecer de espacios a tal fin puedan ubicar sus mesas y sillas para ofrecer sus servicios y aquellos que cuentan con esos espacios ampliar su capacidad y oferta”, dijo al respecto de la decisión el secretario de Gobierno municipal, Rodolfo Ocaranza.

Ocaranza pidió a los peatones y conductores solidarizarse con el sector gastronómico, ante la disposición del municipio de permitirles instalar sus mesas en la vía pública, de manera temporal. “En momentos de una crisis tan grave sabemos que dichas medidas pueden provocar algunas incomodidades y situaciones atípicas, pero tenemos que tener claro que en una situación de la gravedad que vivimos todos debemos ceder la comodidad que veníamos disfrutando y llevar nuestra solidaridad y comprensión con quienes desde lo económico resultaron más duramente afectados”, reflexionó. Y agregó: “Asimismo apelamos a la responsabilidad de los comerciantes del rubro de modo de comprometer al uso razonable del espacio público”.

Por último, Ocaranza anticipó que se estudiará interrumpir el tránsito en zonas de alta circulación, para incrementar la seguridad vial en las inmediaciones de locales de gastronomía. “En este marco en el curso de la semana vamos a coordinar con otros organismos provinciales si resulta conveniente además realizar algunos cortes de determinadas arterias”, informó.




Comentarios