Así lo señaló Ricardo López Murphy al hablar sobre la renegociación de la deuda externa. Su futuro político.


El ex ministro de Economía y candidato a presidente en las elecciones del 2003, Ricardo López Murphy habló de su futuro político, de la renegociación de la deuda externa y del conflicto por la coparticipación entre el Gobierno Nacional y la Ciudad de Buenos Aires. Los tramos más importantes de la entrevista que brindó al programa Primer Plano, que se emite por Canal 10 y Radio 21 AM 1120 son los siguientes.

– ¿Vuelve a la política?

“Nunca me alejé. Lo que pasa es que no hacia el esfuerzo de ayudar en temas electorales. Yo participaba, y ustedes tienen el testimonio de todas mis visitas a Tucumán en los últimos 10 y 12 años. Participé en infinidades de paneles, debates, propuestas.

Ahora estoy ayudando a la gente más joven a poder articular un partido político, como el vehículo que nos pide la Constitución, para aquellos que están con una gran discrepancia con el actual gobierno y con su narrativa pero que también se sienten decepcionados con la anterior administración federal y tengan un especio donde poder expresarse y manifestar su opinión”.

– Usted estará lejos o cerca de lo que es Cambiemos.

“Nosotros vamos a tratar de expresar, como lo hemos dicho, a todos los que creemos en la Constitución, en la división de poder, en la libertad de prensa, en los atributos de una sociedad abierta, siguiendo el molde de ese inmenso tucumano, que fue Juan Bautista Alberdi. Creemos igual que él, en iniciativa privada, en la propiedad privada.

Digamos que tiene que haber un estado que sea capaz de asegurar la paz entre los argentinos, pero sobre todo la transferencia pacífica y consensuada de la propiedad, que es lo que se pierde con las intrusiones, con las ocupaciones, con la violencia. Y, por último, hacer que el país sea integrado productivo, que viva de ganar el pan con el sudor de la frente, de generar riqueza y no de agobiar a los que generan valor, con cada vez más impuestos, como es la política oficial”.

– En el caso de la coparticipación con Buenos Aires, ¿cuál es su visión?

“Es un tema que siempre hay que tener mucho cuidado. El federalismo tiene que ser respetado. Si el Gobierno le puede quitar los recursos a una provincia para dárselo a otra, porque, en el primer caso el Gobierno es opositor o diferente del gobierno nacional, entonces murió el federalismo. Si usted va a Alberdi, jamás hubiera permitido una cosa de esta.

En realidad, Alberdi no creía en los regímenes de coparticipación. Pero digo: en ningún país federal se puede hacer lo que intenta hacer el presidente y yo creo que va contra la legalidad y la Constitución. Una forma de verlo es el Pacto Fiscal que firmaron por ley las provincias en diciembre del 17 y que la Ciudad de Buenos Aires aceptó en aquella oportunidad: le bajaron su cuota de coparticipación, de 3,75 a 3,50. Creo que violentar, sobre todo en medio de un ejercicio de una pandemia, quitarle 35 mil, 40 mil millones de pesos a una jurisdicción, la verdad no veo que eso sea factible, ni desde el sentido común, ni desde la legalidad”.

– Respecto de la deuda externa. ¿Cuál es su opinión sobre las renegociaciones y acuerdo con los acreedores?

“Yo creo que había que concluirlo, y es positivo para el país que se haya llegado a un acuerdo. Lo mismo que con la deuda de jurisdicción argentina, ahora hay que hacerlo con los multilaterales. Cuanto antes se despeje con un acuerdo, mejor le va a ir al país y va a generar más certidumbre. El gran problema del país hoy es la enorme incertidumbre que tiene, en parte por sus flojas instituciones, en parte por sus malas políticas, pero en parte también por la pandemia”.




Comentarios