"Se arrogó competencia que le correspondía a otros jueces". La causa era originada por la cuarentena por el Covid-19.


La Corte Suprema de Justicia apercibió al vocal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, doctor Enrique Pedicone, como consecuencia de las actuaciones “Martí Eduardo s/ Habeas Corpus.” El caso se refiere a un procedimiento llevado a cabo el 16 de agosto pasado, por parte del Ministerio Público Fiscal, en el domicilio ubicado en calle Maipú N° 952, de esta ciudad, en una actuación dentro del marco de la cuarentena, por el Covid-19.

El alto tribunal tomó la medida con los votos de los doctores Antonio Daniel Estofán, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos. Votaron en disidencia los doctores Claudia Beatriz Sbdar y Daniel Oscar Posse.

En los considerandos destacan que los integrantes de la mencionada cámara “los doctores Pedicone y (Eudoro Ramón) Albo solicitaron su afectación a la mini feria, ésta no fue concedida. Dicho pedido importaba, además, un reconocimiento de su falta de competencia para intervenir mientras no se dictara una nueva acordada”. Y agrega que, en consecuencia, el magistrado, “a pesar de ser incompetente para actuar, dictó diversas medidas – según su propio informe- con absoluto conocimiento de su incompetencia”.

Y aclara el tribunal que “ si bien la audiencia del día 21 de agosto de 2020, no generó consecuencias jurídicas, ya que el mismo vocal declaró estéril su intervención, sí provocó un dispendio procesal y de recursos innecesarios, sometiendo a particulares y funcionarios a una jurisdicción que no poseía, y generando confusión entre las partes y la ciudadanía”.

Además, remarca que al convocar a la audiencia se arrogó competencia que le correspondía a otros jueces, sin fundamento legal, produciendo un retardo innecesario, ya que, de haberse girado las actuaciones de inmediato a la Cámara penal sala VI – que era la competente para intervenir- ésta podría haber tomado las medidas que consideraba ajustadas a derecho”. Luego destaca que “en efecto, desde la interposición del Habeas Corpus, pasaron al menos tres días de demora en actuaciones estériles por falta de competencia”.

Por su parte, la doctora Sbdar, en su voto en disidencia señala que el doctor Pedicone solicitó al alto tribunal “dilucide la responsabilidad del bochorno institucional por la que se humilla a la Justicia de Tucumán, toda vez que el funcionario que representa al doctor Leiva me ha incitado a prestar servicio durante el receso extraordinario (por razones de traslado y mudanza de oficinas jurisdiccionales)”. Continúa haciendo referencia a la presentación del magistrado, donde se indica la relación al chat por Whatsapp que habría ocurrido con el funcionario “el relator de Corte, Andrés Garmendia”. Finalmente considera “que debe hacerse una investigación administrativa a fin de esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades”. El doctor Posse adhirió al voto de la presidenta.




Comentarios