Esta medida entrará en vigencia este mismo viernes a partir de las 22 horas y será rigurosa en cuanto al control, concientizando a la sociedad que sea más responsable.


Este viernes, el subsecretario de Seguridad, José Ardiles, encabezó una reunión en el Comité Operativo de Emergencia (COE), junto a personal del Ministerio de Salud, la Policía de Tucumán, directores de los hospitales públicos de la provincia, representantes de Defensa Civil y el director de Tránsito de la municipalidad capitalina, Enrique Romero, a los fines de coordinar tareas reforzar los controles en las calles.

En ese sentido, Ardiles afirmó: “Teniendo en cuenta que los supermercados trabajan hasta las 20, los negocios de barrio hasta las 21 y los deliverys hasta las 23 horas, consideramos que a partir de las 22 horas todo el mundo debe circular únicamente con el permiso correspondiente de circulación y justificar que actividad realiza”.

“Habrá controles fuertes de la policía, de tránsito municipal y de alcoholemia”, agregó. Esta medida, que entrará en vigencia este mismo viernes a partir de las 22 horas, será rigurosa en cuanto al control, ya que se busca concientizar a la sociedad que sea más responsable y que si no tienen necesidad de andar en las calles no lo hagan y se queden en sus casas.

“Nos preocupa el escenario posterior y debemos preservar los recursos humanos de los hospitales y de seguridad”, puntualizó. En tanto, Romero ratificó los dichos de Ardiles: “Vamos a volver a endurecer los controles, atentos a que se han incrementado los accidentes desde que se flexibilizó un poco la cuarentena”.

“En especial esta etapa, hay gente que está planificando asados o están haciendo planes para hacer locros comunitarios, así que aquellos que no tengan permiso para circular no lo podrán hacer y los que tengan permiso deberán justificar hasta donde van, porque van y la hora”, finalizó.




Comentarios