Raúl Armisen, director del Teatro Mercedes Sosa, es investigado por lesiones culposas, pero la carátula del expediente podría cambiar.


El fallecimiento del cantante Sergio Denis podría reactivar la causa judicial que se inició en Tucumán, luego de que el 11 de marzo de 2019 cayera al foso del teatro provincial Mercedes Sosa mientras brindaba un recital organizado por el gremio de la sanidad ATSA.

En ese sentido, tras el accidente la justicia penal de la provincia inició una investigación por “lesiones gravísimas”, según lo dispuesto por el fiscal en lo Criminal, Claudio Bonari, pero a raíz del deceso del cantante el expediente tendrá que cambiar de fiscalía.

De esta forma, la Justicia de la provincia debe determinar si hubo algún tipo de responsabilidad por parte de las autoridades del teatro, un ente que es autárquico, aunque fue construido por iniciativa del gobierno provincial, y cuyo administrador es Raúl Armisen.

El expediente no registra movimientos desde fines del año pasado, revelaron las fuentes a Télam y remarcaron que todo indica que “la causa se reactivará a partir del deceso” del artista, que sufrió graves lesiones en la cabeza al caer a la fosa destinada a orquestas o músicos que participaban en shows o recitales.

Por último, Olga Fernández, directora del Hospital Padilla, donde Sergio Denis fue internado tras su caída y permaneció durante más de un mes antes de ser trasladado a Buenos Aires, recordó este viernes, que “ingresó muy grave, con lesiones múltiples, y tratamos de brindarle la mejor atención posible”.




Comentarios