La Policía de Tucumán realizó un balance del acatamiento que está teniendo esta medida en la provincia.


Este martes, el Jefe de Policía, Manuel Bernachi, junto a miembros de la Policía de Tucumán, realizó un balance sobre el impacto que está teniendo el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en la provincia. En ese sentido, destacó que los tucumanos entienden cada vez más la situación gracias a las medidas que se han aplicado.

“El acatamiento de los tucumanos es dispar, pero de a poco van entendiendo la situación de pandemia”, informó. Sin embargo, resaltó que hasta la fecha hay un número alto de detenidos: “Superamos los 1.500 y tenemos más de 300 autos secuestrados que son llevados al Palacio de los Deportes”.

Benarchi, acompañado del Subjefe, Rolando Gómez, les pidió a los tucumanos que se queden en sus casas para preservar la salud de todos. A su vez, se están intensificando más los controles viales en los ingresos a la Capital, los barrios de toda la provincia, y en las calles, para impedir que las personas circulen por la vía pública sin un justificativo.

“Estamos trabajando intensamente, identificando a las personas para que justifiquen por qué circulan por la vía pública. Se busca desalentar la circulación por las calles y estamos trabajando con el Ministerio Público Fiscal, para aumentar los días de retenciones de vehículos y ser inflexibles con quienes rompan la cuarentena”, recordó el Jefe de Policía.

Este domingo el presidente Alberto Fernández anunció que el aislamiento social obligatorio se extenderá hasta el 13 de abril y, en ese marco, las normas de Emergencia Sanitaria en la provincia se intensificarán cada vez más, aplicando en un principio el cierre de supermercados a las 18 en la capital y a las 20 en otros municipios.




Comentarios