Con el objetivo de evitar la propagación de la pandemia de COVID-19, conocida como Coronavirus, este viernes, personal de la Unidad Regional Norte (URN) lleva a cabo un control vehicular estricto en los accesos a las principales villas turísticas de la provincia.

Por su parte, el jefe de la URN, Carlos Carrillo, se reunió con los comisionados Rurales de San Javier, de Raco, de San Pablo y de Villa Nougués, con el jefe de Guardaparques y el director del Parque Sierra San Javier-UNT para coordinar las acciones que se pusieron en práctica de forma inmediata.

En tanto, el objetivo de las medidas es restringir el acceso a las personas que no sean residentes de la zona, con el fin de evitar que se produzcan aglomeraciones en el marco de la Emergencia Epidemiológica, por lo que se llevan a cabo controles de vehículos particulares de colectivos en los accesos.

Por último, todas las actividades turísticas, de esparcimiento y deportivas, como así también los emprendimientos hoteleros y gastronómicos permanecen cerrados. El comisario Carrillo explicó que las mismas tareas preventivas se desarrollan en las localidades de El Cadillal y San Pedro de Colalao.