Se originó una persecución. El acusado llevaba consigo un niño de 3 años, poniendo en riesgo su vida.


Durante la tarde del miércoles, un joven de 22 años fue aprehendido después que efectivos de la División Robos y Hurtos lo descubrieran intentando cometer un asalto. Asimismo, al momento del intento de robo y en la persecución posterior, llevaba consigo un niño de aproximadamente 3 años, a quién puso en riesgo al intentar escapar.

Cerca de las 17.30, un equipo de esa división realizaba recorridos preventivos, cuando en la intersección de Perú y Rivadavia divisaron a dos jóvenes a bordo de una moto, llevando a un pequeño de casi tres años con ellos. Ambos subieron raudamente a la vereda donde se encontraba una mujer e intentaron quitarle sus pertenencias. La mujer gritó pidiendo ayuda y corrió hasta refugiarse en un gimnasio de la zona.

Inmediatamente, los delincuentes huyeron sin lograr llevarse nada y fueron interceptados por los efectivos. Al cruzarse en su camino, los motociclistas trataron de atropellar a los empleados policiales, poniendo en absoluto riesgo al bebé. Unas cuadras más adelante, el conductor de la moto bajó llevándose al pequeño y escapando hacia una casa de la zona.

En tanto, el acompañante fue aprehendido. Desde la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la 1° Nominación, se validó la aprehensión y se ordenó el secuestro de la motocicleta en la que circulaban los sospechosos.




Comentarios