Un equipo de la División de Robos y Hurtos logró capturarlos luego de cometer un violento asalto.


Este sábado, continuaron las investigaciones pertinentes en la búsqueda de los autores de los disparos que sufrió el cabo José María Fernández, el día viernes. En ese sentido, un equipo de la División de Robos y Hurtos de la Brigada de Investigaciones recorría la zona donde ocurrió el ataque y logró aprehender a dos malvivientes que acababan de cometer un violento asalto.

Previamente, cerca de las 11 de la mañana de ayer, los efectivos recorrían la calle Alberdi, a cuadras de donde fue atacado el policía, cuando al pasar la intersección con calle Granaderos observaron una situación muy sospechosa que llevó a la aprehensión de dos personas y el secuestro de dos armas de fuego, entre otros elementos.

En la calle había una motocicleta tirada y varias personas intentando llevársela. Además, un hombre corría alejándose de ellos y con visibles manchas de sangre en su ropa. Inmediatamente tomaron intervención, pero al acercarse a los sospechosos, ellos comenzaron a arrojarles piedras y objetos contundentes, dañando el móvil policial y lastimando a un efectivo.

Al notar que dos de los sospechosos llevaban armas de fuego, descendieron del vehículo y, a pesar de dispararles, lograron reducirlos tras una breve persecución. Finalmente, aprendieron a los dos jóvenes armados, de 20 años, secuestraron dos armas de fuego caseras y una mochila con varias herramientas.

Mientras tanto, vecinos de la zona se acercaron al lugar y continuaron arrojando piedras y palos contra el vehículo policial, por lo que disuadieron a la multitud usando sus armas de fuego y rápidamente trasladaron a los aprehendidos a la base de la unidad especial con apoyo de Patrulleros del 911.

“Las víctimas del robo que habían perpetrado son dos hombres de 43 y 36 años. Uno de ellos recibió el impacto de numerosos perdigones de plomo en el rostro, mientras que el otro sufrió heridas en el abdomen, un brazo y la cabeza. Ambos fueron atendidos en el Hospital Padilla y se encuentran fuera de peligro”, detalló el Subcomisario Nicolás Toledo, Segundo Jefe de la División Robos y Hurtos.

Por último, se puso en conocimiento a la Fiscalía de Instrucción Especializada en Delitos de Robos y Hurtos, desde donde se validó la aprehensión y se dio intervención a Criminalística, Infantería y Grupo CERO para el resguardo y análisis del lugar de los hechos.




Comentarios