Se clausuraron y desalojaron a los concurrentes de dos locales ubicados en Tafí del Valle y en San Miguel de Tucumán.


Durante el último fin de semana, el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) recorrió la ciudad de Trancas, en especial la villa veraniega de San Pedro de Colalao, Tafí del Valle y San Miguel de Tucumán, en el marco de los operativos de control y fiscalización que lleva adelante en distintos puntos de la provincia.

En ese sentido, el control dejó como saldo la clausura de dos locales comerciales que no contaban con la correspondiente habilitación.

La búsqueda estuvo centrada en aquellos que se dedicaban a la venta y expendio de bebidas alcohólicas según lo establecido por la ley 7243, logrando clausurar y desalojar a los concurrentes de dos locales ubicados en Tafí del Valle y en San Miguel de Tucumán.

Asimismo, los fiscalizadores corroboraron que ambos negocios no contaban con la documentación que es brindada por el organismo y que permite la habilitación para este tipo de actividad.

Por último, otro de los lugares donde se recorrió fue en el Boyero, sin embargo, la actividad allí se desarrolló con total normalidad.




Comentarios