Este lunes por la tarde Guardavidas de Reta y Dunamar debieron rescatar a un kayak con dos niñas a bordo que, tras ingresar al mar, no pudo volver a la orilla por sus propios medios.

Tras un llamado a los Bomberos de Reta al cuartel de Bomberos de Claromecó, el Cuerpo de guardavidas de ambas localidades con el apoyo del personal de Dunamar, activó el operativo de rescate para dar con el kayak a la deriva.

Una Moto de Agua debió desplazarse aproximadamente 12 kilómetros, cuando a la altura del Médano Blanco el rescatista divisó el kayak en el cual se encontraba una nena de 11 años y otra de 8 años y un hombre que había acudido en ayuda de las mismas, a unos 3000 metros de la costa, sin poder regresar a la orilla por sus propios medios debido al fuerte viento norte que sopló durante la jornada.

Un vehículo de playa hizo de soporte en la operación y debió recorrer cerca de 10 kilómetros para llegar hasta el lugar de los hechos.

Tras el rescate y una vez en la orilla a las victimas se le realizaron los primeros auxilios correspondientes.

Consejos para Kayakistas.

Son muchos los turistas que como forma recreativa utilizan el kayak para navegar, ya sea por el arroyo o dentro del mar. Alguno de ellos ni siquiera cumplen con el mínimo requisito para subirse a la embarcación: saber nadar.

Tampoco se toman las medidas de precaución necesarias produciéndose a menudo situaciones de peligro para sus tripulantes.

Desde la Coordinación de Playa se recomienda que se lleven elementos de señalización, chaleco salvavidas, silbato, espejo y que aten el remo y utilicen una pita como las de las tablas de surf.

También es necesario prestar atención y tener en cuenta el viento Norte que sopla de la Costa hacia el mar dificultando al extremo la salida de la embarcación cuando es conducida por una persona con poca experiencia en la navegación de estas embarcaciones.