Cómo evitar las estafas online en las compras navideñas: los consejos prácticos

Las compras online son una forma muy práctica de hacer los regalos de Navidad. Foto: La Voz.
Las compras online son una forma muy práctica de hacer los regalos de Navidad. Foto: La Voz.

Con el advenimiento de las fiestas, muchas personas optan por hacer sus pedidos por internet, y gran cantidad de ciberestafas están al acecho. Cómo cuidarse de ellas.

Se acerca Nochebuena y la tradición de hacer regalos es algo que se cumple todos los años. Muchos compradores optan por hacer sus pedidos a través de la web, pero los riesgos a veces de estafas virtuales puede ser alto.

Compras de Navidad: ¿cómo cuidarse de estafas?
Compras de Navidad: ¿cómo cuidarse de estafas? Foto: Prensa Municipalidad de Rafaela

Es por eso que surgen una serie de recomendaciones para hacer las compras virtuales de manera más segura, y no caer en manos de los ciberdelincuentes.

Cómo evitar las ciberestafas a la hora de comprar

El phishing, el ransomware y envíos de malware en los correos electrónicos, son algunas de las estafas más comunes en las ventas que se hacen por internet.

Es por ello que resulta vital llevar a cabo una serie de pasos precautorios para no caer en trampas comunes. Una de ellas, por ejemplo, es la creación de páginas truchas que simulan ser las de las empresas originales, o también links maliciosos que terminan instalando virus y roban así los datos del consumidor.

Por todo ello, las recomendaciones fundamentales son prestar mucha atención a los links que se envíen tanto por WhatsApp como por mail. Es preferible no hacer click en ellos, porque suelen ser peligrosos. Lo mismo con los mensajes de texto. Los ataques por estos canales se suelen conocer como phishing.

Los dominios similares son una gran amenaza para los compradores, que pueden caer en la trampa de páginas parecidas. Una forma práctica de descubrirlas es ver la tipografía. Usualmente, pueden aparecer faltas de ortografía en ellas.

Siempre hay que percatarse de la procedencia del link que se visita.
Siempre hay que percatarse de la procedencia del link que se visita.

Otra forma segura de navegar y hacer las compras navideñas es chequear que el dominio de la página tenga el candado delante de la www. También chequear que las páginas seguras tienen el HTTPS, y las que no lo son, solo el HTTP, sin la “s” final.

Eso sí, y muy importante, no caer en la tentación de las ofertas muy llamativas que hasta parecen (y lo son) irreales. Estas suelen ser estafas, más aún en esta época del año.

Temas Relacionados