Tandil formará parte, a través de un convenio del que participarán otros municipios, de un proyecto de colaboración e integración regional para la seguridad ciudadana. La reunión, que se realizó en Lobería y en Olavarría, tuvo la participación del intendente Miguel Lunghi.

//Mirá también: Tras los accidentes fatales en Tandil, presentan un proyecto para mejorar la situación en la ruta 226

La firma del convenio efectivizó en un acto que se realizó en la localidad de Miramar, que encabezaron el jefe comunal de Tandil Miguel Lunghi y los representantes de General Alvarado, General Pueyrredón, de Ayacucho, de Balcarce, de San Cayetano y en el que participaron funcionarios de Necochea, Lobería, Azul, Rauch, Benito Juárez, Azul y Olavarría.

Así fue el encuentro entre intendentes para realizar mejoras en seguridad Foto: Diego Flores

“Estamos convencidos de que en estos tiempos hay que avanzar en la integración regional, y creemos que los gobiernos locales tenemos un rol estratégico y fundamental para desarrollar procesos de consolidación de acciones pensando en el bien común de nuestras comunidades”, enfatizó el intendente de Tandil, Miguel Lunghi.

La intención de las autoridades es brindar asistencia mutua, específicamente en la coordinación de programas y acciones de seguridad ciudadana, en el ámbito de competencia y atribuciones municipales, para contribuir a la seguridad común.

Además se tratará de profundizar el intercambio de información relevante a la seguridad local y regional, producidas por los diferentes Centros Operativos de Monitoreo e implementar políticas locales comunes para la prevención del delito y la violencia social, asistencia de víctimas y seguridad vial, entre otras.

En el convenio también establece la capacidad de respuesta y detección de ilícitos, con interés en la generación de “corredores viales seguros” en las rutas y caminos estratégicos que atraviesan la región y que vinculan a las ciudades de los partidos firmantes.

Asimismo prevé el desarrollo de acciones y proyectos que permitan fortalecer la seguridad “interior” en el ámbito urbano y rural de cada distrito y colaborar recíprocamente, a través de los centros de monitoreo, en el trabajo de prevención y detección de ilícitos.

La iniciativa tendrá tres ejes de trabajo, la creación de una plataforma de gestión de casos de interés regional, con un registro en el que se asentarán y compartirán datos de interés común; la generación de corredores viales videovigilados y el relevamiento de los recursos técnicos con los que se cuenta en cada distrito.