Quimsa sigue demostrando porque es uno de los máximos candidatos a quedarse con la Liga Nacional. La “Fusión” derrotó a Boca por 82 a 73, cerró la serie de semifinales por 2 a 0 a su favor y accedió al partido definitorio del certamen.

En la final se medirá con el ganador de la otra llave de semis, entre San Lorenzo y San Martín.

Quimsa mantiene intacta su hegemonía en el básquet argentino: el campeón del Súper 4 y número uno de la temporada regular eliminó a Boca y se convirtió en el primer finalista de la Liga Nacional. El esfuerzo defensivo del Xeneize durante los primeros dos cuartos no fue suficiente ante un equipo que, gracias a la profundidad de su plantel y la gestión del entrenador Sebastián González, siempre encuentra soluciones.

Brandon Robinson fue una de las figuras del elenco santiagueño con 26 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias. El capitán, Mauro Cosolito, fue otro de los destacados del equipo para la victoria de la Fusión.