Luis Ávila está acusado de haber propagado una enfermedad contagiosa, poniendo en riesgo la salud pública.


Se ordenó la detención de Luis Ávila, el paciente 41, que se hizo tristemente reconocido por haber generado un brote de contagios en Santiago del Estero.

El Dr. Sebastián Robles -fiscal de la causa- solicitó una orden de detención en contra Ávila, acusado de infringir los artículos 202 y 205 del Código Penal, más precisamente acusándolo de haber propagado una enfermedad contagiosa, poniendo en riesgo la salud pública.

El pedido del representante del Ministerio Público Fiscal llegó a manos del juez de Control y Garantías, Dr. Darío Alarcón, el cual dio luz verde a la medida y libró el oficio para que la Policía procediera a dar cumplimiento a la medida.

El “caso 41”, permanece internado en el hospital Independencia, donde se encuentra aislado por haber dado positivo al test de coronavirus, sus afecciones respiratorias, y donde ya se encontraba alojado en calidad de aprehendido, pero ahora ya se encuentra detenido de forma preventiva.




Comentarios