El año pasado, ya desatada la crisis por la pandemia, la Cámara de Diputados de la provincia aprobó por ley la creación del Observatorio Turístico Pampeano, un organismo público, con el objetivo de reunir y analizar datos para conocer la oferta, la demanda, el gasto turístico, los indicadores coyunturales y el empleo del sector.

En junio de este año, el Observatorio hizo un relevamiento en las principales localidades de la provincia, para conocer datos del estado de los establecimientos de alojamiento y de las agencias de viajes, y relacionarlos con los recursos volcados por el Gobierno provincial hacia estos subsectores.

El informe arroja que de los 80 establecimientos que brindan alojamiento en Santa Rosa, han cerrado 13, un 16%. De los 26 establecimientos encuadrados en la modalidad hotelera, 9 permanecen cerrados, el 34%, y 17 están trabajando. Del total de alojamientos en modalidad extrahotelera, por ejemplo departamentos, 50 se encuentran abiertos conformando el 92,60%, y sólo 4 indicaron estar cerrados, siendo el 7,40% del total.

Del análisis relativo a las habitaciones y a las camas disponibles en la ciudad, surge que de las 1.014 habitaciones existentes antes de la pandemia, al día de hoy hay disponibles 802, lo que representa el 79%. Si se consideran las camas disponibles, había 2919 y ahora hay 2420, representando un 82%.

La crisis atraviesa el sector (Maracó Digital)

En tanto, para el interior provincial, de los 15 establecimientos existentes en General Pico, 3 cerraron, 2 de 18 en General Acha, 3 de 11 en La Adela, 1 de 5 en 25 de Mayo y 1 de 16 en Victorica, mientras que en Realicó y Eduardo Castex todos siguen abiertos.

El Gobierno, por su parte, contrató 18 establecimientos hoteleros para enfermos y aislados por Covid-19 y para el programa “Regreso a Casa”, por más de 308 millones de pesos, y dispuso el diferimiento del pago de las facturas de energía eléctrica para todos los establecimientos que brindan alojamiento.

También desde el Banco de La Pampa se han otorgado distintos créditos al sector que incluyen préstamos a tasa 0% y Préstamo Apoyo, con 28 millones de pesos a 46 clientes para líneas de ayuda en pandemia, y promociones con descuentos y cuotas sin interés para paquetes turísticos.

El Ejecutivo provincial dispuso además un diferimiento de los vencimientos en el Impuesto Inmobiliario a los hoteles ubicados en plantas rurales y urbanas, subsidios para el pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, y ayudas puntuales no reintegrables para los empleados de las agencias de viajes y turismo.

Con un mercado retraído, medidas de restricción de circulación y de reunión vigentes, una profunda crisis económica que atraviesa el país y un panorama sanitario de difícil pronóstico, el sector turístico es uno de los mas afectados por el impacto de la pandemia.