En coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, este lunes 8 de marzo vuelven las clases presenciales y virtuales en La Pampa con unos 100 mil estudiantes en los niveles inicial, primario y secundario, atravesados por la ansiedad y las dudas derivadas de la bimodalidad por la pandemia del coronavirus.

Con el fin de garantizar el distanciamiento y otras medidas del protocolo sanitario, las escuelas han establecido, de acuerdo a su capacidad física, el regreso a clases con un sistema mixto de clases presenciales y virtuales, lo que implica diferentes horarios y días de cursado.

La mayoría de las escuelas estableció que cada curso tendrá una semana presencial y otra virtual. Algunos establecimientos, en cambio, avanzaron con solo día por semana de clases presenciales y el resto virtual, en tanto que otros fueron por dos días de presenciales y tres a distancia. Estas diferencias provocan cierta confusión, sobre todo en familias con dos o más hijos que concurren a diferentes colegios.

Días pasados, el gobernador Sergio Ziliotto solicitó a la comunidad educativa de la provincia “apegarse al protocolo” establecido para evitar la propagación del coronavirus. “Como ya hemos dicho, vuelven todos los chicos, pero no todos juntos y tampoco será el mismo modo de funcionamiento en todas las localidades, porque cada escuela tiene sus particularidades en relación a la infraestructura y la cantidad de chicos, entre otros elementos de valoración”, dijo a los intendentes en una reunión por Zoom.

El Gobierno provincial pretendía arrancar las clases con la totalidad de los docentes vacunados pero, a raíz de que las dosis están llegando en cuentagotas, solo una porción de los maestros están inmunizados. Esta semana, por lo pronto, se seguirá con la aplicación de más dosis y en los primeros días de abril podrían estar todos vacunados.

Este lunes, el Colegio de la Universidad Nacional de La Pampa no inició las clases por la adhesión de los docentes al Día Internacional de la Mujer. También en Santa Rosa, en la escuela Nº 78 hubo un docente positivo de covid y suspendieron las clases.

Además, está el reclamo de los colegios con internados ya que no les aprobaron los protocolos que fueron presentados varias veces desde el año pasado y la incertidumbre postergó el inicio de las clases. Uno de ellos es el caso del Colegio Agropecuario de Realicó, de la Fundación Sociedad Rural Argentina, una escuela modelo que tiene unos 150 estudiantes que llegan desde todo el país y que tiene la particularidad de la demanda de alojamiento y de la mayoría de clases prácticas presenciales.