En una reunión realizada este jueves en el Colegio Agropecuario de Realicó, padres de los alumnos que allí concurren manifestaron su profunda preocupación ante la falta de respuesta de las autoridades de Educación de la provincia en relación a la aprobación del protocolo para el internado.

A solo tres días del comienzo de las clases, la falta de definiciones para la apertura de la residencia de alumnos fue expresada por el director de Educación de la Sociedad Rural Argentina, Fernando Canosa, a cuya Fundación pertenece el Instituto, situación que también afecta a la Epet N° 6 de la localidad.

En una nota elevada al Ministerio provincial, reclaman porque sienten que “los derechos de nuestros hijos se ven vulnerados”. De los alrededor de 130 estudiantes del colegio, sólo 15 son de Realicó y el resto de localidades vecinas y de provincias como Neuquén, San Luis, Córdoba, Buenos Aires, Santa Cruz y Corrientes, por lo tanto, la mayor parte utiliza el internado.

El lunes comienzan las clases y aún no hay una definición (Infotec)

El miércoles, la Sociedad Rural Argentina publicó un comunicado en medios nacionales firmado por su presidente, Daniel Pelegrina, mediante el cual le pide al gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, que habilite la residencia del Colegio Agropecuario de Realicó.

Pelegrina señaló la “máxima preocupación por la demora por parte del Gobierno de la provincia de La Pampa en habilitar las residencias estudiantiles, lo que impide el inicio de las clases en el Instituto Fundación Sociedad Rural Argentina, con sede en Realicó”.

Según expresó el dirigente, la Fundación “le envió un protocolo para el funcionamiento del internado en los meses de mayo, junio y agosto de 2020, y reiterado en febrero de 2021, a pesar de lo cual la Provincia aún no se expidió sobre la cuestión”.

La mayor parte de los alumnos es de otras provincias, por lo tanto necesitan el alojamiento del internado (Infotec)

La posibilidad de que acudan solo durante el día no es viable, ya que de la totalidad del alumnado tan solo 15 provienen de Realicó, mientras más de un centenar de alumnos lo hace desde zonas alejadas de la provincia de La Pampa y del resto del país, por lo que no están en condiciones de regresar a sus casas todos los días”, se explicó en la misiva.

Uno de los grandes riesgos que corre la histórica institución es la de perder mucha matrícula, porque es entendible que los padres, ante la falta de certezas, tomen la decisión de pedir el pase a otro colegio para no perder el año.

En la incertidumbre, ya muchos padres están buscando otras alternativas y el Instituto verá seriamente afectada su continuidad, justamente cuando está cumpliendo 50 años de su fundación. Sería lamentable que una cuestión burocrática comprometa su futuro, así como el de los cientos de alumnos que acuden a él para su formación profesional”, cerró el comunicado.