Las líneas telefónicas de asistencia han requerido unas 3.700 intervenciones.


Desde el inicio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, las líneas telefónicas de los servicios de atención que dependen de la Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones han registrado un sensible incremento en la solicitud de intervenciones.

La información fue suministrada por el subsecretario de Salud Mental y Adicciones, Martín Malgá, quien detalló las respuestas que ofreció la Subsecretaría en este período y la contención específica que se les proporciona a las personas que están aisladas.

“Desde el punto de vista preventivo, se elaboraron contenidos audiovisuales con recomendaciones para la población en general, que requirió además de un relanzamiento de las líneas telefónicas gratuitas las 24 horas, 132, de atención para consumos problemáticos, y 136, de atención de personas en crisis, como forma de garantizar el acceso a la asistencia y acompañamiento. Esas líneas son la puerta de entrada a la Subsecretaría, o también para dar continuidad a los tratamientos que estaban en curso”, precisó Malgá.

Martín Malgá, subsecretario de Salud Mental y Adicciones (La Reforma)

Hubo un claro aumento en las llamadas. Desde la población en general, se efectuaron 1.000 llamados, aproximadamente, y algunos de ellos han requerido una valoración profesional, que sumados a los llamados o requerimientos de las personas que estaban en hoteles, llegamos a las 3.700 intervenciones“, detalló el subsecretario.

Un equipo interdisciplinario conformado por 20 operadores, 10 psicólogos, dos psiquiatras, tres supervisores y una coordinación bajo la órbita de la Dirección de Prevención, Promoción y Capacitación de la Subsecretaría organiza las respuestas ante los diferentes escenarios que se van presentando.

El funcionario explicó que “hay veces que una situación requiere un acompañamiento profesional. Cuando es de manera rápida, se trabaja con el número 107 de Emergencias“, ampliando que con un seguimiento periódico la situación se va encauzando y que se realizan valoraciones psiquiátricas presenciales o remotas.

Las líneas telefónicas de atención (APN)

Desde el inicio de la cuarentena, “se efectuaron acciones de coordinación, acompañamiento y monitoreo para 1.200 personas alojadas en los hoteles y sus grupos familiares. Se identificaron algunas situaciones que requirieron una respuesta específica con asistencia psicológica o psiquiátrica, de contacto permanente hasta tres o cuatro veces por día”, dijo Malgá.

Destacó también que el abordaje forma parte de una respuesta integral en conjunto con el personal de los hoteles, de Salud, de la Dirección de Epidemiología, de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, y con el personal policial.

Por último, recordó que funcionan las guardias de Salud Mental en los hospitales Lucio Molas de Santa Rosa, Gobernador Centeno de General Pico y Padre Buodo de General Acha, y que los llamados a las líneas telefónicas de atención son gratuitos y están disponibles las 24 horas.




Comentarios