Lo confirmó el presidente del Consejo de Administración, Alfredo Carrascal.


Una de las actividades que quedaron congeladas como consecuencia de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, fueron las conexiones o ampliaciones del servicio de internet que presta la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE), ya que para muchas intervenciones de este tipo, los operarios deben ingresar a los domicilios para la instalación de equipos.

Pero este martes, el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa, Alfredo Carrascal, anticipó a la prensa que es inminente la autorización de esas tareas a través de un decreto del Gobierno provincial.

“Tenemos conocimiento que en estas horas está en análisis un último DNU que habilitaría el servicio de conexión a internet en los hogares y nos permitiría hacer conexiones domiciliarias nuevas”, dijo Carrascal.

“Estamos evaluando en qué momento y en qué condiciones realizar las nuevas conexiones en un marco difícil. Venimos a dar respuesta, de esta manera, a una demanda fuerte y muy sentida de la población“, agregó el directivo.

“Tenemos muchísimos reclamos, por ejemplo, de docentes o comerciantes de la ciudad, que nos preguntan ‘cómo puede ser que la gente entre a comprar cosas y no lo pueda hacer el personal de la CPE’. Nosotros siempre respondemos lo mismo, ya que tienen razón en sus reclamos pero la realidad es que no podemos”, amplió.

“Sabemos que hay situaciones, sobre todo de docentes y familias que necesitan de más velocidad de internet, pero para eso hay que cambiar los equipos en los hogares y esto ha generado muchas dificultades”, explicó Carrascal.

La CPE presta internet desde los 2 a los 50 Mb. “Un equipo de 2 se puede ampliar a 6 y el cambio se puede hacer por teléfono, pero si se requiere de más velocidad, 10 o 20 MB, hay que cambiar los equipos“, concluyó.




Comentarios