La Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) ratificó el paro de 24 horas para este jueves en toda la provincia de Santa Fe. Será con guardias mínimas en cada municipio y comuna en áreas de control y salud.

//Mirá también: Municipales lanzan un plan de lucha al no alcanzar a un acuerdo en la paritaria

En ese marco, Antonio Ratner, secretario general del sindicato Municipal de Rosario confirmó la medida en la ciudad y este jueves a las 9 horas brindará una conferencia de prensa para brindar detalles del alcance de la medida de fuerza

Asimismo, la semana próxima habrá un nuevo paro de 48 horas previsto para el 24 y 25 del mismo mes y está supeditado a la posibilidad de que el gobierno provincial dé alguna respuesta positiva a los reclamos de los trabajadores

“Estamos en el cierre de una reunión de Festram pero podemos asegurar que el paro de mañana está confirmado y el de la semana próxima está previsto para martes y miércoles, aunque esperamos que haya alguna nueva convocatoria al diálogo”, señaló Jesús Monzón, delegado de Festram y secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Capitán Bermúdez.

“Ante la falta de respuesta de parte de los intendentes paritarios a la propuesta hecha por los representantes de los trabajadores no nos queda otra alternativa que llevar adelante una medida de fuerza por 24 horas sin asistencia a los lugares de trabajo y con el cumplimiento de guardias mínimas”, agregó el delegado de Festram.

//Mirá también: Comenzó el paro de salud en Santa Fe a pesar de la conciliación obligatoria

El gremialista reiteró que “en caso de no ter respuesta la semana que viene ya está decretado un paro de actividades por 48 horas para el martes y miércoles de la semana. Lamentablemente no encontramos las respuestas que necesitábamos para los trabajadores en una mesa de negociaciones así que está confirmada la medida del paro”.

En esta oportunidad, Festram reiteró el reclamo para modificar la política salarial cuyos porcentajes han quedado debajo de los índices inflacionarios. El pedido, que se viene haciendo desde abril, es adelantar la última cuota del 35% a los efectos de garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores.