Descuentos a docentes de Santa Fe: inician investigación administrativa y no descartan boicot político

El ministro de Educación provincial, Víctor Debloc, anunció que se trató de “errores u omisiones”, pero también existe la hipótesis de un acto de “mala fe”.

Los docentes percibieron descuentos en sus últimos recibos.
Los docentes percibieron descuentos en sus últimos recibos. Foto: La Capital

El martes por la mañana, los docentes santafesinos encontraron grandes descuentos en sus recibos de sueldo por valores “indebidos e inconsultos” y se desató un escándalo que terminó con la renuncia de un alto funcionario del Ministerio de Educación provincial: Cristian Kuverling.

Este era el responsable de la liquidación de los haberes de los educadores hasta el día de su salida y ahora quedará afectado en una investigación administrativa que se inició para determinar en qué parte de la cadena de responsabilidades se originó el error.

En este marco, el ministro de Educación de Provincia de Santa Fe, Víctor Debloc, confirmó que los descuentos correspondieron a un error de implementación y se trabaja para efectuar las devoluciones el próximo viernes 4 de agosto. No obstante, adelantó que “puede que algunas cuestiones queden pendientes para la próxima semana sobre el impuesto a las ganancias porque es un pago importante y que abarca a determinados renglones del recibo de sueldo”.

¿Qué causó los descuentos indebidos a los docentes santafesinos?

“Hubo un procedimiento de liquidación equivocada de los haberes docentes. A partir de los reclamos sindicales, el gobierno detectó que efectivamente la liquidación contenía errores. Ante ello, el gobernador resolvió que se haga una investigación administrativa para deslindar responsabilidad y llevar más claridad de lo que había sucedido”, sostuvo el funcionario.

Respecto a los motivos detrás de los descuentos, Debloc concluyó que responden a “errores de programación sobre la aplicación del impuesto a las ganancias”, sumado a otros códigos de descuento que “institucionalmente no era el momento para llevarlos a cabo” por no estar todas las partes debidamente comunicadas y consultadas.

Si bien desde el Ministerio sostienen que se trató de “errores u omisiones” en las comunicaciones internas, reconocen que no se descarta la hipótesis de un boicot o acto de mala fe, en medio de un agitado contexto político por las Elecciones.

Temas Relacionados