Dengue en Santa Fe: la Provincia confirmó 11 casos autóctonos y cuatro son de Rosario

El Ministerio de Salud añadió que detectaron a 42 pacientes con antecedentes de viaje a otras regiones.

El mosquito Aedes aegypti transmite la enfermedad a humanos.
El mosquito Aedes aegypti transmite la enfermedad a humanos.

El Gobierno de Santa Fe anunció este miércoles una serie de 11 casos autóctonos de dengue. Dentro de esa lista se incluyen cuatro personas enfermas en Rosario. En el último mes no se registraron cuadros graves en la provincia.

El Ministerio de Salud detalló que la Cuna de la Bandera fue escenario del primer contagio sin antecedentes de viaje al exterior u otras regiones. El diagnóstico surgió el 19 de noviembre y luego surgieron otros pacientes en el mapa epidemiológico de la bota.

¿Cuántos casos de dengue hay en Santa Fe?

Según fuentes oficiales, hasta el momento se confirmaron 53 casos de dengue en Santa Fe. Además, la cartera sanitaria evalúa la situación de una persona con síntomas compatibles en Reconquista.

Desde el inicio de diciembre, el Gobierno provincial empezó a coordinar operativos de bloqueo sanitario con municipios y comunas. Al mismo tiempo, las autoridades insistieron en las medidas de prevención del contagio ante la proliferación del mosquito Aedes aegypti.

En cuanto a los casos autóctonos, cuatro personas viven en Rosario. La lista se completa con dos pacientes respectivamente en Florencia, Tostado y Santa Fe. El restante corresponde a El Trébol.

Entre los contagios confirmados y los que están en investigación, 42 registros incluyen tienen antecedentes de viaje a países o provincias con circulación de dengue. Tres de ellos remiten a estadías en el exterior y los demás se dividen entre Chaco y Formosa.

¿Qué hay que hacer para prevenir el contagio de dengue?

El dengue se contagia por la picadura del mosquito Aedes aegypti. La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la reproducción del insecto con las siguientes medidas:

  • Tirar objetos en desuso donde se puede acumular agua.
  • Colocar boca abajo los recipientes de uso diario: baldes, palanganas, latas, frascos o botellas.
  • Tapar herméticamente los tanques y recipientes de agua.
  • Mantener limpias las canaletas y desagües.
  • Cambiar el agua de floreros, peceras y bebederos de animales. Se recomienda la limpieza cada tres días.
  • Mantener desmalezados y ordenados los patios y jardines.
  • Eliminar el agua de los huecos de los árboles, pozos y letrinas abandonadas o portamacetas.
  • Conservar el agua limpia de las piletas de natación fuera de temporada o vaciarlas.

Temas Relacionados