Con 38 años, el basquetbolista argentino Carlos Delfino transita un momento inmejorable en la liga de Italia, que lo tiene como uno de los puntos más altos de Pesaro Basket. Así, pese a su edad y al gran talento joven que tiene Argentina, no se achica y asegura que sería un sueño ser citado a los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Obviamente que sueño. Está dentro de mi lista de objetivos. Sería como estar en Space Jam 3. Mi prioridad es tener una temporada sana, pasarla bien, divertirme... Si eso me alcanza para una preselección, bienvenido sea. Yo sueño y trabajo para que pase. No lo voy a ocultar y negar, pero a la vez respeto mucho las condiciones de todo”, expresa el medallista olímpico. Al ser consultado sobre si cree tener posibilidades de meterse en una nómina de jugadores preconvocados, no esquiva la pregunta: “Si todo va bien y sigo así, tal vez tendré alguna chancecita. Veremos, pero hoy no espero ningún regalo. Si estoy, es porque me lo gané”.

Por otro lado, Delfino también analizó el arribo de Facundo Campazzo a la NBA de la mano de Denver Nuggets. Si bien aseguró estar muy feliz por la oportunidad que se le presentó al cordobés, también pidió cautela en cuanto a las expectativas: “Deseo que la rompa, pero nadie tiene la bola de cristal y hasta que no pase el primer año no podremos saberlo con certezas. Seguramente tendrá un súper partido y algún bajón, como es normal en una primera temporada. Pero es difícil decir mucho más. Hay que esperar y ser optimistas, pero están dadas las cosas para que le vaya muy bien”. Fuente: Prensa CABB

Fuente: Noticias Básquet