Un centenar de familias se quedó sin poder comer porque delincuentes se robaron dos garrafas y una olla de un centro vecinal de la ciudad de Santa Fe.

//Mirá también: Obras en la cárcel de Piñero: abrieron los sobres para la construcción de un cerco

El hecho ocurrió en la madrugada del lunes en la Vecinal Estanislao López, lugar al que acuden tres veces por semana unas 400 personas tres días a la semana para recibir su ración de comida.

Sin embargo esta vez no pudieron brindar esta asistencia, ya que ladrones rompieron un ventanal del fondo para ingresar al lugar y llevarse las garrafas de 15 y 10 kilos respectivamente, además de una olla de 40 litros.

//Mirá también: Rechazan liberar al presunto intermediario que cobraba por balaceras en Rosario

Se trata del segundo asalto que sufre el establecimiento en el año, ya que previamente los malvivientes se robaron sillas, mesas y una carretilla.

La solidaridad de la gente se hizo presente y se consiguió la donación de una nueva garrafa, sin embargo los encargados del lugar ya no saben qué hacer para evitar que se las vuelvan a sustraer.