El Gobierno provincial anunció que a partir de este miércoles se permite un aumento en el transporte interurbano de Santa Fe. Las empresas que brindan ese tipo de servicios quedarán autorizadas para aplicar incrementos de hasta el 30% en las tarifas, luego de un año y medio sin actualizaciones.

Desde el Ejecutivo informaron que la resolución impacta sobre las firmas que cubren trayectos de más de 60 kilómetros. Asimismo, recordaron que los precios estuvieron congelados a lo largo del año pasado en medio de las restricciones por la pandemia de coronavirus y la última suba se había implementado en agosto de 2019.

En un reportaje con Radio 2, el secretario de Transporte de la provincia, Osvaldo Miatello, planteó que el ajuste es “inevitable” frente al proceso inflacionario que se sostiene en Argentina. Al mismo tiempo, aclaró que la autorización no está vinculada a una quita de subsidios, ya que el Gobierno santafesino inyectó un 40% más de fondos para el sistema durante 2020.

Por otro lado, el funcionario estimó que el aumento puede llegar a tardar entre 20 días y un mes en algunos casos. En este sentido, recordó que el nuevo cuadro tarifario debe ser informado para aplicarse en aquellas empresas que utilizan la tarjeta Sube para pagar el viaje.