Más de mil imágenes de adolescentes santafesinas fueron compartidas por internet con el fin de sexualizarlas. Las víctimas tomaron conocimiento de lo sucedido meses más tarde y denunciaron lo que ocurría señalando como posibles implicados a sus propios compañeros.

El hecho sucedió en la Escuela Secundario UNL. Según trascendió, en el 2017 un joven creó una carpeta para uso compartido en Google Drive con fotos de alumnas sin que ellas supieran y estas se viralizaron.

Los archivos estaban guardados bajo el nombre "Tarea" al que aportaron "material" varios jóvenes. Este fin de semana un grupo de estudiantes de la misma institución lo descubrió y lo denunció a las autoridades.

También detectaron que había imágenes de chicas de distintas escuelas secundarias de la ciudad por lo que aún no se logró determinar la cantidad de personas que participaron o tuvieron acceso a ese material.

Al tomar estado público lo acontecido, en la Escuela Secundaria de la UNL aparecieron carteles en las paredes en repudio al caso y a los involucrados, con frases como "No soy tu objeto de consumo".

Este martes por la mañana los directivos de la UNL decidieron brindar una conferencia de prensa en la que confirmaron lo ocurrido y anunciaron que se está investigando para determinar responsabilidades y posibles sanciones. Adelantraron que Asuntos Jurídicos elaborará un sumario y, en caso de ser necesario, el Tribunal Disciplinario evaluará si se elevará a la Justicia.

"Esto es muy delicado porque son todos menores los implicados", advirtió Héctor Odetti, director del Consejo de Enseñanza Preuniversitaria de la UNL.