El decreto también limita las salidas sociales y recreativas para empleados con domicilio en otras provincias.


A partir de la multiplicación de contagios de coronavirus en la última semana, desde este lunes se restringen las actividades de quienes trabajan fueran de Santa Fe. Así lo anunció el gobernador Omar Perotti, quien advirtió que las limitaciones son las mismas para quienes desarrollan actividades esenciales en el territorio y viven en otra jurisdicción.

El titular de la Casa Gris explicó que el Decreto 543 permite la salida de profesionales, transportistas o viajantes como parte de las autorizaciones nacionales frente a la pandemia. Sin embargo, aclaró sobre cualquier caso: “A su regreso va a tener que permanecer en su domicilio sin poder participar de todas las otras actividades que se han ido exceptuando”.

La normativa contempla la chance de ir a hacer compras por razones alimentarias o de salud en una farmacia. Por el contrario excluye salidas para reuniones familiares o afectivas, religiosas, la práctica deportiva y la asistencia a locales gastronómicos, entre otros.

La nueva regulación tiene idéntico alcance para aquellas personas residentes en provincias vecinas que trabajan dentro de Santa Fe o vienen frecuentemente con ese fin. “Un empleado de banco que es cordobés, de Buenos Aires, de Chaco va a poder hacer su actividad pero deberá mantener las mismas instancias de cuidado“, explicó el rafaelino a modo de ejemplo.

El Ejecutivo agregó dentro del decreto la cuarentena obligatoria por 14 días para ingresar a la provincia como destino final y solicitará una declaración jurada asumir ese compromiso formalmente. La normativa excluye a quienes estén “meramente en tránsito” desde zonas donde rija el aislamiento social, preventivo y  obligatorio por circulación local de coronavirus.




Comentarios