La primera víctima falleció este domingo por la noche luego de un ataque en la zona norte. El otro estaba hospitalizado en el Cullen.


La ciudad de Santa Fe sumó en las últimas horas dos nuevas víctimas fatales derivadas de hechos criminales. Por un lado un joven de 23 años fue asesinado de un disparo en un barrio del norte de la capital, en tanto otro de 26 murió tras permanecer internado durante más de tres meses como consecuencia de un ataque a balazos en la zona oeste, dijeron hoy fuentes policiales.

Diego Riquelme era le nombre de quien en el anochecer de este domingo fue atacado en Chaco al 5500 de barrio Liceo Norte y murió mientras era asistido en el hospital Iturraspe a causa de un disparo de arma de fuego en el tórax.

Según reportó Télam, Riquelme recibió un disparo que le afectó el corazón y por el crimen no hay detenidos, ya que las personas que lo trasladaron hasta el hospital en un automóvil particular no aportaron información porque dijeron haberlo hallado ya herido.

En tanto, cerca de la medianoche se confirmó la muerte de un hombre identificado como Walter Córdoba (26), quien permanecía internado en el hospital José María Cullen desde el 6 de febrero pasado, cuando fue atacado a balazos.

Las fuentes dijeron que Córdoba fue baleado en la puerta de una vivienda de barrio Roma, en Gobernador Crespo al 4200, mientras visitaba a un amigo.

De acuerdo a la versión policial, el hombre había comenzado a gozar de salidas transitorias de la cárcel de Coronda, donde estaba recluido.




Comentarios