Hace dos semanas, Ceres se convirtió en noticia nacional cuando el Gobierno de Santa Fe dispuso la cuarentena ante posibles casos de coronavirus dada la estrecha relación con el pueblo de Selva en Santiago del Estero. Si bien la medida sigue vigente, este sábado concluyó el operativo policial de blindaje en el noroeste de la provincia y la Municipalidad dio a conocer nuevas medidas.

El decreto que firmó el gobernador Omar Perotti resultó ser un adelanto de lo que días después anunciaría el presidente Alberto Fernández para prevenir la propagación de COVID-19 en Argentina. Al margen del cortociruito que se generó entonces con las autoridades locales, el ministro de Seguridad, Marcelo Sain, envió un "afectuoso saludo y agradecimiento" a los uniformados que vigiliar la localidad y el área vecina.

Por su parte, la intendenta Alejandra Dupouy anunció el cierre de todos los accesos secundarios dado que ahora sólo contarán con el personal habitual de la Comisaría 2°, agentes municipales y efectivos de Gendarmería. Desde este domingo resolvieron implementar el bloqueo con camionadas de tierra y también abrirán un puerto seco para desinfectar mercadería, de modo que el abastecimiento no aumente el riesgo de contagio de coronavirus.

Tras encabezar una reunión con la junta de Defensa Civil, la funcionaria se quejó de la retirada de las fuerzas provinciales que le comunicó el jefe de la Unidad Regional XII, Aldo Zumoffen. Al respecto indicó que fue una "decisión intempestiva y sin previo aviso".

La dirigente radical se mostró temerosa de que se reanude la violación del aislamiento obligatorio y les advirtió a los ciudadanos que "lo peor está por venir". A través de una conferencia de prensa online anticipó: "Se van a endurecer los procedimientos para el cumplimiento de la ley".

No element of type reference found.