El delantero se fotografió con los hinchas sabaleros y se puso a las órdenes del técnico, Diego Osella.


Brian Fernández finalmente llegó a Santa Fe, luego del enorme esfuerzo que hizo Colón para comprar parte de su pase, y se puso a las órdenes del entrenador sabalero, Diego Osella.

El presidente de Colón, José Vignatti, cumplió con su principal objeto de deseo. Ya lo había querido traer dos veces, pero en ambas ocasiones el entrenador de ese momento, Eduardo Domínguez, se había opuesto por los continuos problemas extra futbolísticos del atacante.

De hecho precisamente por estas permanentes situaciones se le rescindió el contrato en el Portland de la MLS norteamericana. No se trata de un dato menor, porque Osella deberá lidiar con un jugador bastante conflictivo con las normas internas.

Pese a que sonó fuerte en Colo Colo y Fenerbahçe de Turquía, el delantero se decidió por volver a Santa Fe para cumplir su deseo de jugar en el club del cual es hincha fanático, y según consignó Uno de Santa Fe, firmó un vínculo por tres años.




Comentarios