El empresario está acusado de ser jefe de una banda dedicada a la venta de draga y por lavado de activos.


El fiscal federal Walter Rodríguez que investiga a Luis Paz por lavado de activos y liderar una organización dedicada a la venta de estupefacientes pidió elevar la causa a juicio oral.

En su escrito indicó que la banda comenzó a operar en 2012 “donde encontramos los primeros episodios concretos reveladores del conflicto narcocriminal en Rosario y alrededores” y sostuvo sus actividades ilícitas hasta fines de 2018, momento en que se realizaron múltiples allanamientos que terminaron con el empresario detenido junto a otras cinco personas.

La Fiscalía apuntó, además, tres elementos clave apara incriminar a Paz. El primero fue la “operación autopista“, desplegada en la madrugada del 4 de septiembre de 2018 y cuyo objetivo era trasladar droga desde Santa Fe a Rosario.

En el marco de esta investigación se desprendieron escuchas que sitúan al sospechoso como el responsable de dar alerta a los cómplices respecto a la presencia de policía en la traza vial.

Detención de Luis Paz por parte de la PFA

El segundo elemento de prueba fueron los allanamientos del 10 de diciembre de 2018 con secuestro de estupefacientes y detenidos. El tercer elemento fue el hallazgo de una camioneta frente al domicilio de uno de los imputados en la que había 150 kilos de marihuana.

En relación al lavado de activos, el fiscal hizo referencia al gran patrimonio de Paz integrado por inmuebles, vehículos y dinero. “Puso en circulación en el mercado bienes provenientes del comercio ilícito”  para que adquieran “apariencia lícita”, escribió Rodríguez. Y agregó que mucho de esos bienes no están a su nombre, sino que figuran testaferros o sociedades.

Acompañarían al padre del “Fantasma” Paz en el banquillo de los acusados Andrés Fernando Cantelli, considerado su mano derecha, Hugo Omar Díaz, Alejandra Urunde, Claudia López y Carlos Suárez.




Comentarios