Un ladrón dedicado a robaron en iglesias en todo el sur mendocino cometió un robo en General Alvear. El detalle es que nunca se percató de las cámaras de seguridad por lo que todo el hecho está filmado.

El video se hizo viral en las redes sociales y horas después de ser tendencia en la zona, el ladrón decidió devolver los equipos de sonido que se había llevado.

Podemos decir que dio nos cuida porque que nos hayan devuelto las cosas es casi un milagro. Creo que si hubiese sido un particular eso no pasa”, comentó el padre Horacio Valdivia, párroco de Sagrado Corazón de Jesús.

El robo ocurrió el viernes de la semana pasada por la tarde. El delincuente que al parecer es gustoso de actuar en las iglesias, ingresó al templo y luego de dar una vueltas, ingresó al lugar donde guardan artículos de limpieza, tomó un lampazo y lo utilizó para romper el candado de una puerta.

Una vez que cumplió el cometido, se dirigió al sitio donde se ubica habitualmente el coro, tomó los equipos de audio, bajó y los guardó en una mochila. Luego salió caminando de la iglesia.

“Se ve que nunca vio las cámaras”, dijo el sacerdote.

Desde que ingresó a la parroquia hasta que escapó, el delincuente fue filmado en todo el momento. Las cámaras tomaron al detalle todo lo que hizo.

Con la filmación en su poder, el sacerdote pidió la ayuda de la comunidad y el video se hizo viral en las redes sociales.

Fue tanta la difusión que tuvo el robo que durante el fin de semana el padre Valdivia recibió la buena noticia. A través de un tercero le hicieron llegar los equipos robados.

Toda la gente ayudó, el video tuvo una gran difusión y este hombre devolvió las cosas”, afirmó el padre Valdivia.

Si bien desde la parroquia no radicaron la denuncia, el sacerdote confirmó que al conocerse el video del robo, “la policía actuó de oficio”.

Por el momento se desconoce la identidad del ladrón pero al parecer “no es de esta zona y le gusta roban en iglesias”, añadió el párroco alvearense.

Por medio de un vido el padre Valdivia dio la buena noticia y agradeció la colaboración de todos los fieles que ayudaron en la difusión.