Para el fiscal que investiga la balacera que se produjo en un almacén en Pueblo Diamante cuando un comerciante repelió a los tiros a unos delincuentes que intentaron asaltarlo e hirió a uno de ellos, el hombre actuó en defensa propia y además el arma estaba registrada.

El violento atraco que terminó frustrado ocurrió en la noche del sábado en Maza y Pichincha de San Rafael.

//Mirá también: Comerciante repelió a los tiros a delincuentes que le pusieron un arma en la cabeza al hijo

Durante el asalto, los delincuentes encañonaron al hijo del propietario del negocio y este respondió tomando un arma y disparando contra los malhechores.

En la balacera uno de los delincuentes de 23 años recibió tres disparos y actualmente está internado y con custodia policial.

El cómplice del asalto está prófugo y se emitió un pedido de captura provincial y nacional y es considerado armado y peligroso. Mientras tanto el comerciante que actuó para defender la vida de su hijo está con custodia policial para evitar represalias.

Según el fiscal Giaroli, que tiene a cargo la investigación, de acuerdo a la información que lograron reunir hasta el momento “indica que el propietario del local actuó en legítima defensa, de su vida y la de su familia, repeliendo un intento de robo con un arma de fuego de su propiedad y cuya tenencia está legalmente justificada”.

De acuerdo a lo que informó Giaroli “el relato del propietario del local hasta el momento es corroborado con varios testigos presenciales y con los indicios encontrados en el lugar de los hechos, explicados verbalmente por el titular de Policía Científica, como rastros de manchas de sangre, vainas servidas, impactos de proyectiles, posibles rebotes de disparos y plomos” entre otros detalles.

Giaroli detalló el atraco y aseguró que “dos sujetos ingresaron con intención de robo al local comercial, al menos uno de ellos con un arma de fuego, probablemente un revolver calibre 22. Ante esto, el comerciante forcejeó con al menos uno de los delincuentes, efectuando ambos, delincuente y comerciante, varios disparos de armas de fuego”.

En la reconstrucción del hecho, el fiscal sostuvo que “al menos tres disparos del comerciante impactaron en el cuerpo de uno de los delincuentes. Acto seguido, los autores salieron del local y se subieron a un vehículo estacionado frente al local, donde nuevamente medió un intercambio de disparos entre el comerciante y los autores. Tres disparos del comerciante impactaron en el vehículo en que se desplazaban los autores, pero ninguno ingresó al interior del habitáculo”.

Durante los operativos, en el que cayó el maleante herido de apellido Cáceres, según comentó el fiscal, también incautaron en una de las viviendas allanadas “una bicicleta de alta gama en proceso de desarme y con el número de serie parcialmente suprimido, y se encontró un vivero de marihuana”.

Mientras el joven de 23 años está internado y el fiscal espera que reciba el alta para ordenar su traslado a un centro penitenciario, se emitió un pedido de captura para dar con el segundo asaltante.

En tanto “se ha consignado protección policial permanente al comerciante y a su familia, para evitar posibles represalias u otras molestias, en particular atento a que uno de los autores no ha sido habido por el momento”.

//Mirá también: Murió un motociclista en San Rafael

En cuanto a la identidad del cómplice prófugo “no es informada ya que interesa someterlo a una rueda de reconocimiento de personas una vez que lo encontremos” y además aseguro que “es probable que se encuentre armado y sea peligroso”.