Marcos Graín, acusado por el brutal crimen de Paula Toledo en 2003, aceptó hacer uso del derecho a la última palabra antes de que el tribunal dicte sentencia.

“Yo sé todas las cosas que ha pasado la familia Toledo durante estos diecisiete año,; me imagino el dolor que han sentido, sé que con todo esto les han arruinado la vida”, dijo el y acto seguido agregó: “también a mi familia le arruinaron la vida y nos siguen arruinando la vida con todo esto, por eso pido que se haga justicia, nada más”.

Inmediatamente Graín finalizó la breve alocución, los jueces Néstor Ariel Murcia, Alejandro Celeste y Esteban Vázquez Soaje pasaron a deliberar y alrededor de las dos de la tarde darán a conocer la sentencia.