Después de vivir un mes dedicado íntegramente al Sagrado Corazón de Jesús, la feligresía católica se prepara para una celebración también relacionada al sacratísimo corazón de Cristo: llegan las reliquias de Santa Margarita María de Alacoque a San Rafael y Mendoza.

Las reliquias de primer grado de la vidente del Sagrado Corazón de Jesús pisaron suelo argentino el domingo, traídas desde el Santuario Paray le Monial en Francia y luego de un extenso recorrido por el país llegarán a San Rafael y Mendoza a fin de mes.

Los restos (huesos) de Santa Margarita María de Alacoque reposan en una caja y estuvieron en el país por última vez en 2009 y esta es la primera vez recorrerán distintos lugares ya que el Santuario concedió un período de dos meses para que peregrinen por Argentina.

Según el comunicado oficial, el objetivo de la misión “llevar a las almas al Sacratísimo Corazón de Jesús para que Él reine en nuestra vida y sociedad, para que junto a María y con María podamos reparar y consolar a Nuestro Señor, porque Amor con Amor se paga”.

Visita a San Rafael y Mendoza

El arribo de las reliquias de primer grado está enmarcado en la “Misión Corazón Ardiente” que organiza la Misión Fátima Argentina y también la organización Guardia de Honor del Sagrado Corazón con la colaboración de la Sociedad de Peregrinos.

Según el cronograma establecido, las reliquias de primer grado de la santa vidente del Sagrado Corazón estarán en Buenos Aires, partirán hacia el norte del país y luego bajarán hacia La Rioja y desde allí a la provincia.

Está previsto que el 27 y el 28 permanezcan en San Rafael y en Mendoza el 29, 30 y 31 de julio.

Aún resta definir como será el cronograma particular en las diocesis dentro de la provincia para que los fieles puedan acercarse.

La santa

Santa María Margarita Alacoque (1647-1690) fue una religiosa francesa de la Orden de la Visitación de Santa María, conocida por haber sido testigo y depositaria de las promesas y revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús.

Las apariciones del Señor en las que mostró su amoroso corazón a Margarita, se produjeron en el lugar donde hoy se sitúa la Basílica del Sagrado Corazón en Paray-le-Monial (Francia).

Las reliquias sagradas

Las reliquias son restos (en latín: reliquiae = restos) del cuerpo de santos o beatos. En sentido amplio se incluyen también objetos que los santos o beatos han utilizado durante su vida o también objetos que han tocado las reliquias.

El culto de las reliquias es, como la Iglesia Católica siempre subraya, un culto relativo, es decir, la veneración manifestada a las reliquias está en relación con la persona del mártir y de los santos que son venerables de por si (Dz 302,337,985).

No hay que cometer el error de creer que las reliquias tienen poder por si mismas. Eso sería fetichismo o superstición. Las reliquias no son talismanes ni artículos mágicos.

La atención al venerarlas está en el santo y por ellos y con su ejemplo llegar a Dios.

Pueden ser de tres grados

  • 1er grado: un fragmento del cuerpo como las reliquias de Santa Margarita María Alacoque (huesos).
  • 2do grado: un fragmento de su ropa o de algo que el santo usaba durante su vida (rosario, Biblia, cruz, etc.), también objetos asociados con el sufrimiento de un mártir.
  • 3er grado: cualquier objeto que ha sido tocado a una reliquia de primer grado o a la tumba de un santo.