Antes de terminar el año, el gobernador Rodolfo Suárez consiguió que la Legislatura avale el traspaso de Potasio Río Colorado a manos de la provincia.

El convenio que firmó Suárez  con la brasileña Vale para que Mendoza disponga de los activos de la mina en Malargüe, recibió sanción definitiva en el Senado.

Para conseguir el objetivo, el oficialismo se valió de la mayoría en la Cámara Alta mendocina porque el Frente de Todos, al igual que lo hizo en Diputados la semana pasada, se abstuvo de votar.

Ahora el gobernador Rodolfo Suárez deberá promulgar por decreto ese aval legislativo y a partir de allí, comenzar a buscar un socio inversor para explotar la mina en Malargüe.