Gonzalo Funes (32) y Tadeo de La Ruina (32) pretendían pasar un domingo distinto, y resultó ser tan diferente que lo recordarán por el resto de sus días. Ambos se convirtieron en héroes al rescatar a un pequeño de dos años que cayó a una pileta y con técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) lograron revivirlo.

El niño fue internado en el hospital Enfermeros Argentinos en General Alvear y gracias a esa tremenda acción de Gonzalo y Tadeo, el estado de salud es bueno.

Desde el domingo las felicitaciones a ambos protagonistas comenzó a circular en las redes sociales y a cada instante el reconocimiento crece exponencialmente.

“Hay cosas que uno ve en películas pero la verdad es que nunca se te cruza por la cabeza que va a tener que hacer algo así. Ahora la alegría y la satisfacción por saber que ese niñito revivió es algo indescriptible”, dijo Gonzalo Funes con una carga sentimental que aún le es difícil de describir.

“Nunca hice un curso de RCP pero estuve en charlas, en el colegio y después en los clubes de fútbol donde jugué”, reconoció sin problemas Gonzalo, ex jugador del Sport Club Pacífico entre otros clubes del sur mendocino.

“Hoy te convertís en héroe”, aquella frase que le dijo Javier Mascherano a Sergio Romero en el Mundial 2014, cabe más que bien para lo que sucedió en General Alvear.

La única y pequeña diferencia es que hay que hacerla en plural para abarcar a ese par de amigos que se transformó,, en el amplio sentido de la palabra, en “héroes”.

El incidente se suscitó el domingo al mediodía en el complejo de cabañas El Algarrobo, en la ruta 188 a la salida de Alvear.

Tanto Gonzalo como Tadeo, un bonaerense que llegó al departamento en busca de nuevos horizontes, decidieron aprovechar el domingo para ir a comer un asado y de paso calmar el calor reinante con un chapuzón en la pileta.

La pileta del complejo El Algarrobo en General Alvear.

“Habíamos varios en el complejo, nosotros estábamos preparando todo para comer, cerca nuestro estaba una familia bastante numerosa, padres, niños, gente mayor, nada raro hasta ahí. De repente empezamos a escuchar gritos y llantos de desesperación, nos acercamos para saber que pasaba y es ahí cuando vimos al niñito flotando en la pileta”, relató Gonzalo.

Al ver que todos estaban entre desesperados y shockeados al mismo tiempo, Gonzalo y Tadeo no lo dudaron un segundo más.

Tato (como le dicen a Tadeo) se tiró a la pileta de una y me alcanzó al nene. Yo lo puse en el suelo y empecé a practicarle RCP. Le hice respiración boca a boca y de repente veo que el niño empezó a salir el agua por la boca, también le salía por la nariz y abrió los ojos. Pero como que no reaccionaba del todo. Después de que pasaron unos 30 segundos, el niño lanzó el llanto y ahí respiramos”, contó el ex futbolista del Lobo alvearense.

Los héroes, Gonzalo Funes y Tadeo de la Ruina.

Sin más dilación, los padres cargaron al niño y lo llevaron al hospital a toda velocidad. El pequeño quedó internado en observación y su estado era tan bueno que entre lunes y martes podía recibir el alta.

“Jamás se te cruza por la cabeza vivir una situación como esa. Lo hicimos sin pensar, simplemente es como que vimos a la familia ahí, como paralizada y desesperada, y actuamos”, agregó Gonzalo.

Por último, Funes aseguró que “nunca recibí tantos mensajes y llamados como este día” pero más allá de toda felicitación posible “lo cierto que uno no cae en todo lo que pasó y solo puedo decir que la gran satisfacción, lo que me reconforta es saber que pudimos revivirlo, que el niño está vivo y que está bien, no hay nada igual a eso”, cerró Gonzalo.