El pronóstico de tormentas fuertes en la región se cumplió al pie de la letra. Abundante agua y granizo precipitó en distintas zonas de San Rafael y no llegó sola, estuvo acompañada de vientos intensos.

Calles convertidas ríos por donde fluía el agua, árboles caídos y cortes en el servicio eléctrico a raíz de la rotura del tendido eléctrico en algunas áreas fue parte del saldo que dejó el fenómeno a su paso.

Alrededor de las cuatro de la tarde la celda se desplazó desde el Sureste de San Rafael y unos minutos más tarde comenzó a precipitar con fuerza. Afectó a Los Reyunos, Villa 25 de Mayo y Las Paredes. También cubrió la zona de El Nihuil, pasó por El Cerrito y se instaló en Ciudad.

El Algarrobal, Goudge, La Correína, El Escorial, El Tropezón, Colonia Elena, La Llave, Calle Larga, y Salto de las Rosas fueron otras de las zonas del departamento en las que se posó la tormenta.

Según el ingeniero agrometeorológico Raúl Besa, en las zonas cultivadas no cayó granizo.

Según el alerta emitida por el Servicio Meteorológico Nacional, la probabilidad de tormentas fuertes se mantendrá durante la noche de este viernes y la madrugada del sábado.