La comuna sanrafaelina y la Unión Vecinal Luis Tirasso de El Cerrito trabajan en la extensión de la red de agua potable. Por un lado construyen una nueva cañería al tiempo que están vinculando una red existente con la planta potabilizadora para mejorar la calidad del servicio.

“Estamos logrando la vinculación entre la planta potabilizadora ubicada en la zona de la Escuela Bombal con una red de 1.500 metros que se está construyendo por calle Luna hacia el Este”, explicó Pablo Yagüe, titular del área de Electrotecnia y Agua Potable.

Con esta inversión se logrará mejorar los niveles de presión en toda la zona, para prestar un mejor suministro.

Una vez lista, esta obra se vinculará con una red en El Palomar hacia el este, que “también va a mejorar la prestación y además permitir que muchos usuarios puedan conectarse a la red”, indicó el funcionario.

En total son 2.400 metros de nueva red que se van a conectar a una perforación nueva sobre la calle Luna.

“Es una obra importantísima en una zona donde la unión vecinal funciona muy bien y tiene cinco plantas de agua trabajando a pleno”, explicó Yagüe.

“La comuna brinda apoyo a los operadores, ya sea en materiales, máquinas u otro tipo de recursos para que los operados de agua puedan cumplir con las necesidades que tienen los vecinos”, concluyó Yagüe.