Las estafas telefónicas siguen a la orden del día y esta vez un anciano de 91 años cayó en la trampa del “va a devaluar el dinero”. Estiman que los timadores se alzaron con unos 5.000 dólares.

//Mirá también: Detenido por pedido de captura por robo

El hecho se produjo en la tarde del jueves. El anciano recibió un llamado telefónico de una mujer que entre charla y charla lo convenció de que era su hija.

Durante el diálogo, la estafadora le hizo creer que el dinero iba a devaluar por lo que un amigo iba del banco iba a pasar por la casa para retirar los dólares que tenía.

A los pocos minutos, uno hombre de saco y corbata, tés morena y de 1.80 aproximadamente llamó a su puerta.

El anciano le entregó todos los ahorros en dólares y el desconocido dio media vuelta y partió.

Una hora más tarde, aparecieron los verdaderos familiares del anciano y fue allí cuando saltó la estafa.

//Mirá también: En un patrullaje de rutina recuperaron una moto robada

La denuncia ingresó alrededor de las siete de la tarde del jueves en la Comisaría 32 de San Rafael.