A poco más de 8 años del asesinato de Nélida Villar (21) en Malargüe, en noviembre empezará el segundo juicio y un matrimonio está acusado por el hecho. Junto a Abel Vázquez Correa, vecino y amante de la víctima, también estará en el banquillo Lucía Carrasco, su esposa.

Correa llega acusado de femicidio mientras que Carrasco está imputada por homicidio simple en subsidio con homicidio por emoción violenta. El matrimonio enfrenta penas de prisión perpetua, para él, y hasta 25 años de cárcel, para ella.

//Mirá también: Clima: así estará el tiempo en el sur mendocino

La causa por el asesinato de Nélida ya tuvo un juicio en el que Vázquez fue el único imputado y un tribunal lo absolvió por el beneficio de la duda.

La fiscalía apeló la sentencia y la Corte mendocina finalmente lo declaró nulo y ordenó la realización de un nuevo debate.

El juicio comenzará el 4 de noviembre y se extenderá hasta el 12. Está previsto que el inicio se realice en el palacio judicial en San Rafael y luego el tribunal en pleno se trasladará a Malargüe.

La víctima, Nélida Villar.

La parte acusatoria estará en manos del jefe de los fiscales en el sur mendocino, Pablo Peñasco y la querella en este caso la ejercerá el fiscal Javier Giaroli.

“El juicio comenzará el 4 de noviembre y probablemente se prolongue hasta el día 11 o 12 de ese mes. Como a la familia de Nélida la representaba el Dr. Boschín, quien ahora trabaja para el Estado y no puede seguir ejerciendo esa labor, atento que es un hecho muy grave la Procuración decidió designarme a mí en representación de la familia”, comentó Giaroli al portal Ser y Hacer de Malargüe.

El primer debate estuvo plagado de falsos testigos, que fueron a mentir para tratar de ayudar a Vázquez. Espero que esa actitud no se repita. En el expediente también consta que hay testigos presenciales que no han querido declarar. Es una buena oportunidad para que estas personas puedan aportar lo que saben para esclarecer este hecho, para que un homicidio tan grave no quede impune”, manifestó el fiscal Giaroli que hará las veces de querellante por parte de la familia de la víctima.

Juicio nuevo

El 7 de mayo de 2013 Nélida Villar salió en la siesta y nada más se supo de ella. Todo indica que fue a encontrase con su amante, Vázquez Correa.

El cuerpo fue encontrado en el cerro Ceferino alrededor de las diez y media de la noche con dos puñaladas en el pecho y un fuerte golpe en la cabeza.

La investigación llegó hasta Vázquez Correa y en mayo de 2014 lo sometieron a juicio. Sin embargo los jueces Rodolfo Luque, Ariel Hernández y Julio César Bittar lo absolvieron por el beneficio de la duda.

El entonces fiscal Norberto Jamsech, hoy jubilado, y la familia apelaron la sentencia y en 2018 la Suprema Corte de Justicia de Mendoza resolvió anular el juicio y ordenó la realización de uno nuevo con magistrados que no hayan tenido contacto con la causa.

Ante la resolución del máximo Tribunal mendocino, la defensa de Vázquez efectuó una serie de presentaciones legales que fueron dilatando los tiempos hasta que se agotaron todas las instancias y el juicio está al caer.

Durante los ocho años de espera, la investigación por la muerte de Nélida no se detuvo y dentro de los 15 cuerpos que acumuló el expediente, además de apuntalar el caso contra Vázquez Correa también sumó pruebas para vincular al homicidio a Carrasco, la esposa del imputado.

//Mirá también: Mirá el cronograma: operativo de la garrafa a $300 en San Rafael y Malargüe

Consideran que la mujer, de una forma u otra tuvo participación en la muerte de la joven de 21 años. Creen que descubrió la infidelidad de su esposo y no la dejó pasar.

Testigos del asesinato

El fiscal Javier Giarolo pidió que los testigos declaren si miedo ya que “vamos a brindar todas las garantías para que cuando declaren no tengan ningún tipo de represalia, la oportunidad es ahora, porque pasado este debate no creo que se pueda hacer un tercer juicio. Quien sepa algo y no lo diga llevará por toda su vida en su conciencia que colaboró para que el caso quede impune y los asesinos en libertad” agregó el fiscal.