Diputados presentaron un proyecto para ampliar los alcances del proyecto oficial para introducir cambios en el pago del impuesto a las Ganancias.

Los diputados nacionales Alejandro Cacace, Soledad Carrizo y el sanrafaelino Federico Zamarbide pretenden que la iniciativa que está en la Cámara Baja también alcance a los jubilados y los autónomos.

En el proyecto se mantiene el beneficio previsto por el proyecto del oficialismo (que los trabajadores en relación de dependencia que ganen hasta $150.000 no paguen impuesto a las ganancias), pero aborda también otras cuestiones no tenidas en cuenta y se lo compatibiliza con la jurisprudencia de la Corte Suprema y la Cámara Federal de la Seguridad Social, que declararon la inconstitucionalidad del pago de dicho impuesto para los jubilados.

La propuesta de Cacace, Carrizo y Zamarbide también incluye que los jubilados sean eximidos del pago del impuesto a las Ganancias.

Además, contempla la situación de los autónomos, equiparándolos con los contribuyentes en relación de dependencia en cuanto a la deducción especial e incluyéndolos en la modificación prevista por el proyecto del presidente de la Cámara, Sergio Massa, para empleados en relación de dependencia.

“Hace 20 años que se arrastra una situación de inequidad entre autónomos y cuentapropistas con los trabajadores en relación de dependencia y nos parece justo brindarle este beneficio a los emprendedores de nuestro país que se arriesgan día a día con su esfuerzo y trabajo. En 2018 se duplicó la deducción especial para autónomos, pero sigue siendo menos de la mitad que la de los empleados en relación de dependencia”, explicó el diputado Zamarbide, agregando que si se aprueba el proyecto tal cual lo presentó el oficialismo, la brecha se incrementaría aún más.

Federico Zamarbide, diputado nacional por Juntos por el Cambio.Twitter

La iniciativa que comenzará a debatirse el próximo martes en la comisión de Presupuesto y Hacienda, establece un nuevo mecanismo de actualización que contempla la inflación para los montos de la deducción especial y los tramos de escalas, en reemplazo de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

En ese sentido, Cacace explicó que “el mecanismo de actualización de la ley de impuesto a las Ganancias no ha tenido en cuenta el proceso inflacionario que atraviesa nuestro país. En los últimos años se ha visto una caída del salario real respecto de la inflación, sin embargo, la Ley de Ganancias actualiza su monto por el RIPTE. Como consecuencia, la cantidad de contribuyentes en relación de dependencia sujetos al pago del impuesto ha pasado de un 11% a un 25% en una década”.