Desde el Municipio de San Carlos se presentó un proyecto donde establece que se busca eliminar sesenta impuestos municipales, con el objetivo de beneficiar a los contribuyentes. El plan está avalado por el intendente, Rolando Scanio.

El proyecto señala que si bien el Ejecutivo Municipal debe preservar y salvaguardar los Intereses del Municipio, no menos lo es que debe preservar el bienestar de sus habitantes y con ello ir estudiando alternativas para que, entren otros, la actividad económica se vaya activando originando fuentes de trabajos que hacen a los ingresos familiares y con ello reactivar el consumo, fuente de toda comunidad activa y progresista.

También justifican la idea con la comprobación de la existencia de ciertos aforos cuyos servicios no se prestan (ej. camión atmosférico entre otros) y que son innecesarios.

La lista de impuestos incluye gravámenes por habilitaciones y publicidad en vía pública, certificados varios, sellados de distintos trámites, gastos de cementerio y rentas diversas.