Lo que comenzó como un robo millonario en el que estaba incluida una camioneta fue cambiando con el correr de las horas y sorpresivamente la causa ahora es contra el dueño del vehículo por tentativa de estafa.

//Mirá también: Un conductor de 45 años murió al chocar contra una montaña de palos y leña en General Alvear

Al parecer el robo de una Chevrolet S10 en la que llevaban un millón de pesos, resultó ser todo parte de una gran mentira para que el seguro de la camioneta cubriera las pérdidas, publicó el portal Media Mendoza.

La historia comenzó el sábado. El dueño del vehículo viajó a El Tigre donde pasó el día con dos amigos comiendo un asado.

De regreso se detuvieron en la Villa 25 de Mayo para comprar en un negocio. El conductor y uno de los acompañantes se bajaron mientras que un tercero se quedó durmiendo dentro de la Chevrolet.

Según denunciaron, alguien robó la camioneta y a poco de andar la estrelló contra un árbol y luego se prendió fuego. La Chevrolet S10 quedó destruida y también el millón de pesos que supuestamente estaba escondido en la gaveta.

De acuerdo al denunciante, el amigo que estaba dormido se tiró del vehículo en movimiento al ver al ladrón.

Pero entre declaraciones cruzadas, los dichos de testigos que los vieron escapar del rodado y las pericias que realizó personal de bomberos que certificaron que el incendio de la camioneta fue intencional, dejaron al descubierto las mentiras.

//Mirá también: Asaltaron una heladería y se llevaron la recaudación

Ante estas revelaciones, el fiscal Javier Giaroli cambió la calificación de la causa y lo que había iniciado como robo se transformó en tentativa de estafa y el apuntado es el dueño del vehículo y los amigos que trataron de justificar la mentira.