Ante la ola de casos de coronavirus que está en aumento, el intendente de Malargüe tomó algunas medidas para bajar la curva de contagios.

Juna Manuel Ojeda estableció asueto administrativo hasta fin de mes para los municipales. Son alrededor de 1.600 empleados y también estarán incluidos los que prestan servicios por planes sociales, los jardines maternales y las academias de inglés y deportes que están bajo la órbita municipal.

//Mirá también: Beneficiarios de ayudas sociales deben limpiar las calles de Malargüe como contraprestación

Como parte del plan de contingencias, el jefe comunal adelantó que un batallón de inspectores comunales estará en las calles para controlar que no se realicen fiestas clandestinas o juntadas y aseguró que habrá fuertes multas que irán de los $50.000 a $100.000.

Además aclaró que las cobrarán si o si, ya sea por vía de apremio o no le entregarán el carnet de conducir hasta que el infractor pague.

Ojeda anticipó que le pedirá al gobernador Rodolfo Suarez que no rija en el departamento sureño las compras según la terminación del DNI y que los negocios de cercanía cierren a las diez de la noche.

“Este es el momento de tomar decisiones como éstas, porque es cuando los casos empiezan a incrementarse”, dijo Juan Manuel Ojeda.

El asueto comenzará a regir el jueves 20 y se extenderá hasta el 30. “Son 1.600 agentes municipales, aproximadamente, los que hoy se irán a sus casas y quiero dejar en claro que esta medida no es para que se vayan al campo, al asado familiar o que salgan, la intensión es que se queden en sus casas”, declaró el intendente malargüino.

Acerca de la funcionalidad de los Jardines Maternales, CAES, Academia de Inglés y deporte municipal Ojeda especificó que ellos se adherirse al asueto administrativo, al igual que las personas que se encuentran incluidas en los planes sociales.

Sobre las actividades deportivas privadas, afirmó que se reunirán con los referentes la semana próxima para consensuar el seguimiento de las mismas, bajo estrictos controles sanitarios y en donde solo ingresen los jugadores.

Pese al asueto, Ojeda aseguró que “el municipio continuará garantizando el funcionamiento de las áreas esenciales en la prestación de servicios”.

“Los contagios no están en los trabajos, ni en las compras; están en el asado familiar, las juntadas, fiestas clandestinas, rodeos en la zona rural, eventos y demás actividades de esta índole. Necesitamos 90 días para cuidarnos como nunca, hay que dejar de salir a fiestas clandestinas, eventos y compartir elementos”, resaltó el jefe comunal de Malargüe.

Juan Manuel Ojeda aseguró que habrá inspectores recorriendo los barrios y en caso de detectar un evento social o fiesta clandestina, los agentes darán aviso a la policía y se los multará.

Juan Manuel Ojeda, intendente de Malargüe.Municipalidad de Malargüe

“Si el evento es en una casa privada, el dueño de la vivienda será pasible de una multa de $100.000 y en caso de que no la pague, la misma se cobrará por vía apremio. Cuando el encuentro sea en un espacio abierto o público, la multa será de $50.000 por cada persona que esté allí y si no la pagan, no se les entregará la licencia de conducir hasta que no cancelen el valor de la misma. Estas multas queremos cobrarlas porque no queremos jugar con la salud de las personas”, describió el Intendente.

Ojeda formalizará por medio de una nota el pedido al gobernador Rodolfo Suárez para solicitar la eliminación de compras por DNI en todo el territorio malargüino.

La excusa es la gran distancia que hay en el departamento especialmente con los distritos y parajes y las bajas frecuencias de colectivos.

//Mirá también: Rodolfo Suarez y Emir Félix acordaron esperar para definir nuevas restricciones en San Rafael

En contrapartida, también solicitará que los negocios de cercanía cierren a las diez de la noche con el fin de disminuir las salidas de las personas fuera de ese horario.

Acerca de las ferias, iglesias y gimnasios el Intendente aseguró que irán controlando el cumplimiento de los protocolos y medidas impuestas por el gobierno provincial y aclaró que quienes no tengan el local habilitado, sus dueños serán multados y el lugar se clausurará.