La petrolera YPF y la comuna de General Alvear avanzan en un convenio para producir y proveer a la empresa estatal de Tenebrio Molitor, un insecto que se emplea para tratar agua pesada de manera sustentable y más económica.

El director por Mendoza de YPF, Martín Kerchner, recorrió junto al intendente Walther Marcolini el Laboratorio de Biotecnología de Ugacoop a fin de interiorizarse sobre las investigaciones que se realizan en el departamento.

"Tuve la suerte de participar de la inauguración de este laboratorio, y hoy me presentaron el escarabajo Tenebrio Molitor que se utiliza a nivel industrial, en la industria alimenticia pero también en la industria petrolera para tratar las aguas pesadas", dijo Kerchner.

El funcionario aseguró que llevará el proyecto al área de tecnología de YPF para investigar si se puede utilizar esta herramienta para evitar el uso de elementos químicos.

"El proyecto está basado en el escalado de la cría de un insecto que tiene muchas aplicaciones, entre ellas la producción de un insumo industrial que permite remover los metales pesados del agua, y que permite purificar el agua y tratar los efluentes de la industria petrolera", dijo Ezequiel Lentz, que está a cargo del laboratorio.

Ezequiel Lentz, que está a cargo del laboratorio junto a Martín Kerchner.

Entre los múltiples usos del Tenebrio Molitor en la industria internacional está la producción de alimentos para animales.

En el caso de YPF se podría sustituir una importación ya que se obtiene quitosano que puede llegar a valer hasta 2600 dólares el kilo dependiendo del grado de pureza.

"Se obtiene a través de la quitina de crustáceos, nosotros quisiéramos llegar al punto de producir una versión nacional a partir de este insecto, de manera de poder abastecer a la industria con un insumo de menor valor y que cumpla las mismas funciones".

Este proyecto también cumple con objetivos de cuidados de medio ambiente ya que a diferencia de la fabricación tradicional, no se involucra a la industria pesquera, siempre cuestionada por la sobre explotación, en este caso se podría aprovechar el descarte de la agroindustria y a su vez el mismo ciclo de vida del insecto genera humus que es utilizado en la agricultura. Es importante destacar que todos los pasos se aprovechan, lo que hace a la economía circular.